TESTIMONIOS

Sólo su noble corazón de profundo sentimiento y elevada condición, puede alumbrar en un instante fecundo en la quieta profundidad de su estudio, aquella mano por amor esclarecida que, toda elegancia y armonía con que su alma clava al pincel presta guía, refleja sublime toda la luz y la alegría de esta tierra y de sus gentes, para enaltecer en divina sinfonía de color y de esa alegría, su poética visión de Granada y de la vida.

A don Fernando González.
Maestro en el arte y en la vida.
Eduardo Nadal Castelao.

- Fernando González ha sido de los pocos pintores que me han sabido captar el espíritu.( S.M. El Rey D. Juan Carlos I ).

- Ante la pintura de Fernando González: Actualmente se pinta y escribe mucho de “oído”, se consultan libros y revistas, pero se olvida lo principal: observar a la naturaleza, leer en la propia vida. Esto último es lo que hace honda y sencillamente el artista Fernando González. Su pintura es manantial constante del vivir. (Miguel Ruiz del Castillo).

- Fernando González ha hecho un alarde de técnica difícilmente superable. A través de retratos, bodegones, paisajes y dibujos, ilustra su polifacetismo figurativo al tiempo que asombra con su enorme facilidad para rematar un cuadro al conjuro del primer toque. (Juan Manuel Gómez Segade).

-Las gentes de Monachil, hemos tenido el privilegio de escuchar sus expertos consejos sobre pintura, la experiencia que dan la pasión, el duende y también el trabajo duro. En las calles de nuestro pueblo hemos admirado un lienzo blanco, ante él, un pintor, manejando con destreza el pincel que es sólo suyo, y que parece tener vida propia, en un momento, diluido el pintor, el lienzo y el pincel con la enormidad del paisaje, hemos descubierto el instante que Fernando retrata, reflejando el cambio de un detalle que, ante nosotros, nunca antes fue tan bello como en ese instante en que la mirada del artista se posó en él para inmortalizarlo. Una obra que no se puede describir con palabras, porque ella misma habla por sí sola. (Elisa Roldán Peña).

- La jugosidad y la limpieza cromática nos producen unas sensaciones sumamente agradables. Los rostros se encuentran magistralmente resueltos y sus paisajes son decididos, prontos, empapados de gran luminosidad. El buen dibujo es lo exigible en estas obras, que llega a alcanzar altos grados de perfección. El conjunto de las obras nos refleja una gran valentía, decisión y profundo conocimiento de las formas, a través de las cuales se descubre un gran vitalismo y fuerza expresiva poco común. Dentro de unas normativas expresionistas toda la obra es realmente admirable. (José Salguero Carrera).

- Entre tus manos aladas, / el pincel se hace verso, / madrigales en el lienzo, / en los colores balada. // Y tu pueblo de Granada, / en tu pintura inmerso, / universo de blancura / y de luces alborada /// (Emily Santa-Cruz).

- Una vez más el arte emana del pueblo sencillo y el artista se vale de él para transmitir espacios y tiempos que se enaltecen y elevan hasta la belleza, haciendo de una cosa sencilla, una verdadera obra de arte. (Paco Vaquero)

- Fernando González maneja el óleo con profundo conocimiento ( Marino Antequera).

- Rosas vibrantes y pálidas.../ Aire que se estremece en la granada. / Racimo azul desbordante.../ Figura que se diluye en las plazas. / Retrato “piel del alma” / Fuerza y poesía se abrazan //. (Rosa Mª Nadal).

- Fernando Gonzáles utiliza una pincelada valiente y fresca donde el color, el dibujo, la composición es una absoluta armonía. Su obra es un espejo, un reflejo vivo de la mítica ciudad granadina y de sus habitantes. Una ciudad que encanta por su excelencia, conmociona ética y estéticamente. Fernando nos revela la belleza de su sutileza en la arruga profunda de un mendigo, del aire transparente y vibrante de algún rincón granadino decadente. Nos demuestra toda la carga de una historia extensa y diferente, convirtiéndola en una apoteosis, de un himno. (Maria Luisa Pretel).

- Fernando se ofreció generosamente a presentar una pequeña exposición en la Galería de la Universidad, y a dar una demostración de pintura a mis estudiantes del Centro de Arte Creativo de la Universidad de Ferris ( Michigan, U.S.A.) durante su estancia aquí. En la medida en que conocí mejor a Fernando y después de tener la oportunidad de verlo pintar, considero que él representa el nivel más alto de lo que debe ser un artista. Como artista, Fernando, es un genio en el color y un maestro de las pinceladas impresionistas. Pinta, con finura, la acuarela y el óleo, lo que no sólo proviene de un talento substancialmente artístico, sino que es el resultado de una ética ambiciosa del trabajo y de una personalidad dinámica. (Robert L. Barnum).