LAS PRIMERAS VIVENCIAS DEL PINTOR

En la calle Lavadero de Santa Inés, casa número tres de Granada, nace Fernando González un 26 de marzo de 1944. Diplomado en Artes y Oficios en la Escuela de Granada, 1960.

Casado en 1968, con Mª Dolores Ruano Torres. Tienen seis hijos, Javier, uno de ellos, sigue la tradición artística de los González (galardonado con el primer premio en los Festivales de música y Danza de Nerja)

Alfonso Domínguez, padre e hijo, Rafael de la Torre, y su propio padre, empiezan a darle clases desde muy pequeño en uno de los salones del Centro Artístico de la calle Mesones.

Por aquel tiempo – “Tenía ocho años”. Pasaban los días y mi entusiasmo por la pintura, iba creciendo. Sin embargo, observo en mi padre un cambio de actitud: “Se habían terminado las clases de dibujo e incluso cerraba la puerta del estudio para que no le viera pintar”. A pesar de todo, era tanto mi desvelo y afán por la pintura, que miraba por el ojo de la cerradura para verle pintar. Un día le sorprendí en una de mis hazañas: me descubrió detrás de la mirilla de la puerta, mientras él coloreaba unas flores…“¿Qué es lo que haces?, me dijo, ¿No te has dado cuenta que lo que yo pretendo es que estudies el bachiller y luego hagas una carrera para que puedas vivir más desahogado?. Llegar a ser un buen pintor, hijo, lleva consigo pasar hasta hambre y eso si llega, porque de cada cien pintores, sólo hay uno que destaca”. Después de un largo silencio, al cabo de un rato, me llama y me dice: “Ven conmigo que te voy a enseñar a los grandes maestros granadinos”.

Así es como pudo contemplar grandes obras. Recuerda Fernando el encuentro con Morcillo: “Lo primero que me preguntó fue si quería ser pintor. Sin dudarlo le dije que sí. A lo que me contestó: “todo en esta vida requiere de un aprendizaje y de una técnica. La técnica se aprende, pero donde acaba la técnica comienza el arte. Y para dar ese paso, evidentemente, hay que nacer con esa cualidad”. Al terminar lo dicho, me manifestó que le enseñara los dibujos. Se los muestro, pero nada me dice, aunque los mira con gran entusiasmo. Mi padre, un tanto alejado de nosotros, contempla las pinturas de Morcillo. Después de un buen rato, se levanta y va hacia donde está mi padre, que con la antena puesta le oigo que le dice al oído: -“Emilio, creo no equivocarme, pero ahí tienes un pintor. No le pongas obstáculos y aparte de las clases que tú puedes darle, que vaya a la Escuela de Artes y Oficios. Porque a fin de cuentas, a corto plazo, se va a salir con la suya, que es, la de pintar. Creo que aquellas palabras fueron importantes para mi padre, al menos le convencieron, y desde este momento se vuelca en instruirme”.

Ante ya la comprensión total de su padre, Fernando González, se afana más, si cabe, en pintar, sobre todo los amaneceres y las luces que veía en la Carrera del Darro, según el momento y la hora: “Apoyado sobre el quicio del balcón, pasaba horas y horas pensando en voz alta ¡Señor, cuándo podré plasmar tanta belleza!”.

De su paso por la Escuela de Artes y Oficios guarda unos gratos recuerdos, tanto de sus compañeros como del profesorado. Su primer maestro fue Antonio Torres Rada, que estuvo con él sólo un año; tiempo suficiente para que lo promocionase a la clase de estatuas...:- “Entusiasmado llegué a mi casa contándoselo a mis padres, con el diploma y unos dinerillos que me habían dado para comprar el material. Todo ese entusiasmo se me trunca en desencanto, cuando al llegar a clase de estatuas, yo que esperaba ponerme en un caballete a dibujar, me dice el profesor Nicolás Prados López, que me pusiera a dibujar alguna mascarilla, puesto que era muy pequeño para estar en clase de estatuas. Reconozco que llegué a casa irritadísimo y con los ojos humedecidos. Fue mi madre(Matilde García López) la que me consoló, y además me dio una gran lección: “Hijo, no actúes con soberbia, actúa siempre con humildad y haz lo que te dijo el profesor”. Son historias que te hacen pensar lo difícil que es el arte.

Recuerda con cariño a sus maestros: Emilio González Sánchez (su padre), Antonio Torres Rada, Miguel Ruiz Molina, Gabriel Morcillo, Nicolás Prados López, y tantos otros…

EL ARTE DE EDUCAR PINTANDO

Fernando González es una de las figuras cumbres de la pintura de hoy. Tiempo al tiempo. Su obra, muy difícil de enmarcar en un estilo artístico determinado, tiende un puente entre la tradición clásica y la modernidad, entre lo vivido y lo soñado. El artista, cuanto más consciente es de su “don”, tanto más se siente movido a mirar hacia sí mismo y hacia toda la creación con ojos capaces de contemplar y de agradecer, elevando a genialidad su himno de colores, lúcidamente conjugados; un pintor de profundos sentimientos, que nos hace crecer por dentro. En el amplio panorama pictórico granadino, el pintor tiene su propio lugar y su propio estilo: es un maestro que cultiva todas las técnicas, tanto al óleo, acuarela, pastel, ceras, temple, técnicas mixtas..., teniendo siempre como base primordial, el dibujo. Precisamente, porque sus bellas obras, no sólo enriquecen el patrimonio cultural de su tierra y de toda la humanidad, sino que presta un servicio social cualificado en beneficio del bien común. Todos sus lienzos (retratos, paisajes, flores y frutos...) conllevan el “arte de educar”.

La diferente vocación de cada artista, a la vez que determina el ámbito de su servicio, indica las tareas que se debe asumir, el duro trabajo al que debe someterse y la responsabilidad que debe afrontar. Un artista consciente de todo ello, como es Fernando González, sabe también que ha de trabajar sin dejarse llevar por la búsqueda de la gloria banal o la avidez de una fácil popularidad, y menos aún por la ambición de posibles ganancias personales. Existe, pues, una ética, o más bien una “espiritualidad” del servicio artístico que de un modo propio contribuye a la vida y al renacimiento de un pueblo. Fernando, aparte de ser un pintor solidario, (no hay exposición realizada a favor de los demás o por alguna causa justa, que no tenga un para de cuadros suyos), es un artista que sabe mirar y ver, para luego engrandecer transcendiendo.

He aquí, pues un granadino que nació pintor: “Nací oliendo a óleo y a esencia de trementina, puesto que mi padre –Emilio González Sánchez- era también un gran pintor, y he de decir en honor a la verdad, que si no fue una firma relevante de La Escuela Granadina de pintura, sí lo fue como un ¡magistral Académico!; rodeado, pues, en ese ambiente de colores y dibujos, tuve la suerte además de crecer entre la belleza del arte y la beldad silvestre, en la Carrera del Darro, en una casa árabe de gran hermosura”. Llegado a este momento de su vida, Fernando González domina el dibujo y el color con auténtica maestría. Sólo hay que acercarse a su obra. Lo pinta todo, nada se le resiste. Los retratos muestran el deseo del artista de captar la esencia y emociones humanas del retrato. Las expresivas pinceladas y los colores vibrantes son característicos de su pintura. Los paisajes vividos (Granada y otras ciudades, u otros mundos, como USA) son tan reales como la vida misma. El universo de las flores y los frutos, es algo vivo difícilmente superable. Los desnudos son exquisitos, como un desnudo verso de rosas en el mar. Toda su pintura, en definitiva, es algo vital. El pintor deja que sus realidades se impregnen de mensajes para quien sepa mirarlos, y hasta es posible escuchar un cante al Cristo de los gitanos, a poco que nos adentremos, tan auténticos como el retratista.

Víctor Corcoba

HONORES Y DISTINCIONES CURRICULARES

Premio de la Casa de América, Granada 1964-1967.

Vocal de Bellas Artes del Centro Artístico, Granada 1971-1977.

Granada de Plata, Juventudes Musicales 1982.

Nombrado “Pintor de Decanos de Zaragoza” 1982.

Seleccionado entre los pintores españoles del siglo XX representando a Granada, en el libro editado en París: “Prestige de la Sculpture d’Aujoud’ hui dans le monde”.

Premio “Zacatín” en 1991.

Nombrado Comendador de la Orden Capítulo XVI.

Premio José María López Mezquita, 1993.

Premio Costa Popular,1999.

GALERÍAS.

Círculo de Labradores (Sevilla)

Parador Nacional (Córdoba)

Centro Artístico, Galería Sánchez, Xauen (Granada)

Caja de Ahorros de Ronda (Nerja)

Caja de Ahorros Granada (Almuñecar)

Galería Aljaba (Jaén)

Galerías Fernando González (Palma de Mallorca y Granada)

Facultad de Ciencias (Granada)

Galería Balari y Galería Arte (Barcelona)

ACTIVIDADES EN LOS EE.UU. ( 21 Octubre al 21 Noviembre 1997:

Fernando González, aparte de ser un pintor singular, también sabe transmitir sus conocimientos, a pequeños y mayores, a universitarios o a gentes vocacionales sin título académico alguno. Y pongo un ejemplo: Sus actividades realizadas, tanto de exposición de obra pictórica como de docencia, entre el 21 de octubre al 21 de noviembre de 1.997 en los Estados Unidos, fueron de tal impacto, que no dudaron de que este humilde conocedor de su obra pictórica entrara en antena, desde España y en directo, en una de las televisiones de aquel país donde se estaba comentando la obra del pintor granadino, para que diese su opinión crítica al respecto. Lo recuerdo como algo emocionante…

Exposición en Galería de Arte Ferris State Universty.(Del 27 al 31 Octubre).

Lección sobre Pintura de Acuarela e Historia del Arte para los estudiantes de pintura de Ferris State University.(3 de Noviembre)

Entrega de un cuadro, en paisaje de Michigan pintado por él, a la Dra. Susan Hamnersmith, decano de la Facultad de Artes y Ciencias de Ferris State University.(4 de Noviembre)

Entrevista en el canal hispano de televisión, Univisión, para el programa “Cuando llegué a los EE.UU.”. La audiencia media de Univisión es de 14 millones de personas. (7 de noviembre).

Lección sobre Pintura al óleo e Historia del Arte para los estudiantes de pintura y pintores de Michigan en Ferris State University. (10 de noviembre).

Cena homenaje en su honorada por Susan Reardo, Director de Desarrollo y Mercadeo de Ferris State University.(13 de noviembre).

El FYI, la publicación semanal de Ferris State University, publica un texto y foto en la entrega de un cuadro a Ferris State University. (13 de noviembre).

Entrega de una pintura suya a la Sra. Susan Reardon, Director de Desarrollo y Mercado para Ferris State University.(17 de noviembre).

Entrevista de la televisión de Ferris State University para su programa de noticias.(19 de noviembre).

Durante su estancia en los EE.UU. pintó numerosos cuadros sobre paisajes de Michigan y vistas de Chicago y Detroit.

ÚLTIMOS RETRATOS REALIZADOS

Decano de la Facultad de Empresariales de Zaragoza.

Dª Cristina Riva de Chelalla.

Sra. De Jesús Abad.

Sra. Muro.

Retrato de la poetisa Rosa Nadal, para portada de su obra “Entre el dolor y el éxtasis”.

Retrato oficial de S.M. el Rey, para la Universidad de Granada, entregado por Su Majestad al equipo de Gobierno en febrero de 1990.

Retrato oficial de S.S.M.M. los Reyes para la Universidad Politécnica de Madrid, 1990.

Paisaje “Amanecer en Granada”, encargo de S.M. el Rey en 1990.

Ilmo. Y Rvmo. Sr. D. José Méndez, Arzobispo de la Diócesis de Granada.

José Martín Recuerda (Dramaturgo).